Rocketman
Críticas
3,0
Entretenida
Rocketman

Una colorida biopic soportada en los hombros de Taron Egerton

por Carlos Gómez Iniesta
La mayoría de biografías del rock tienen un arco similar: el protagonista proviene de una familia disfuncional, usa su talento para contrarrestarla, explotan ese talento con las personas correctas y triunfan. Luego viene la decadencia. Es entonces que se dan cuenta de lo insportables que son y, si sobreviven, tratan de corregir el camino. Lo mismo es Rocketmanel retrato del rockero Elton John dirigido por Dexter Fletcher .

La vida cambia para el pequeño Reginal Dwight –nombre original del inglés– cuando la madre y la abuela descubren su habilidad para el piano. Gana una beca que perfecciona su arte y los pasos de su adolescencia lo harán conocer a su letrista y amigo de vida, Bernie Taupin. Juntos crecen en pubs locales para luego acompañar a celebridades norteamericanas quienes le sugieren "matar a Reggie" para dejar salir a Elton. Ese simbólico paso lo hará conquistar el otro lado del Atlántico antes de cumplir los 25 años... con todo lo que eso conlleva. 

Como muchas otras biopics ésta se relata en flashbacks.  Taron Egerton  asesta el primer golpe visual como Elton John al interrumpir una sesión de autoayuda con un estrafalario traje de demonio. Ahí confiesa su adicción a las drogas, al sexo, al alcohol, a las compras, su nulo control de ira y cómo llegó a tocar fondo. Si no fuera por el actor, este drama musical no tendría más aportación que el de la recapitulación de vida de un famoso, la correcta ambientación y una fotografía colorida con interesantes movimientos de cámara.
El número musical de "Crocodile Rock" es uno de los mejores.

Egerton no sólo hace una imitación calca de los años mozos del músico, si no que canta y baila con personalidad. Hace todo lo posible para que no sólo veamos un rockero berrinchudo y autocomplaciente entrando en locuras, situaciones y vestuarios extravagantes sin pudor. Hay veces lo logra, otras no, pero me temo que esto es más culpa de la mano de Fletcher y de un guión que se engolosina en la incapacidad del círculo cercano de amar al artista (escrito por Lee Hall guionista de Billy Elliot). El resto del elenco agrega interés: Jamie Bell, otro bien entrenado en los musicales, tiene una correcta interpretación como Bernie Taupin. Lo mismo Bryce Dallas Howard como una madre desinteresada pero presente a lo largo de su vida. Richard Madden, mejor conocido como Robb Stark, es el más caricaturizado de todos, pero sus fantasmales apariciones sirven como catalizador para mostrar lo mejor y lo peor del hombre detrás de la celebridad.  

Eso sí, se aplaude la valentía de hablar de los temas que para otros fueron espinozos, como sucedió con Bohemian Rhapsody, con la cual habrán varias comparaciones. Aquí sí las adicciones y la homosexualidad se tocan si tapujos, incluso con riesgo de que las escenas de sexo la hagan sólo accesible a públicos adultos. También a diferencia de aquella, aquí las canciones son usadas de manera narrativa. Es decir, los éxitos más célebres tienen una coreografía, bailarines y los personajes se comparten estrofas para reflejar el sentir y el momento anímico de los protagonistas al crearlas. Uno de los números más vistosos es el de "Crocodrile Rock" en el Troubador de California, inspirado en la famosa fotografía de Elton "levitando" sólo apoyado en las teclas de su piano. 

Rocketman es una biografía musical de poca profundidad y convencional (con todo y álbum de fotos como epilogo), aunque el vestuario destaca junto con los nuevos arreglos a viejos éxitos. Pero, como lo dije antes, es la carismática actuación de Taron Egerton quien saca adelante esta película. ¿Que si es material del Oscar? Debería de serlo, si Rami Malek lo hizo, él debería de tener su oportunidad.


Back to Top